Son firmes defensoras de la Europa de los ciudadanos y han participado de una iniciativa que nació en Bruselas con el impulso de la Comisión Europea.  Kambiar el Mundo, en colaboración con el proyecto Women Eight,  las ha acompañado durante 24 horas para conocer su experiencia de primera mano y saber qué mueve a estas nuevas activistas de la realidad europea.

Madrugón. Nos encontramos a las cinco y media de la mañana en la cafetería de la estación del AVE Alicante-Madrid. Reyes Nogueira es mujer conocida, saluda y la saludan quienes viajan a Fitur. Es una emprendedora curtida en diferentes sectores de actividad. Su ajetreo profesional como abogada no le impide hacer hueco a cuestiones de interés social como la que le impulsa a subirse a dos trenes y a atravesar España de este a oeste para participar en una iniciativa que forma parte del programa “Europa de los Ciudadanos”.

Aída es técnica en Asuntos Europeos.  Su curriculum es tan completo, coherente y sobresaliente que me lleva a hacerle un comentario de «trilero» para saber por donde sale: «…debes de llevar mucho tiempo estudiando, ¿no?».
– ¿Cuantos años crees que tengo?, me responde Aída.
– ¿30? – respondo, sabiendo de antemano que acertar va a ser imposible.
– 27, pero no te preocupes porque todo el mundo cree que tengo más edad.

¡Toma ya¡ Un «zasca» que me sitúa en la realidad de tantos jóvenes preparados, polifacéticos y políglotas en un santiamén. A los expertos en mercado laboral no les queda ni la excusa de la edad. No pueden decirles que son demasiado mayores, ni que les falta experiencia, ni que no hablan idiomas. A los analistas ya se les han acabado las explicaciones de porqué no encuentran salidas profesionales ajustadas a su preparación.

-¿Cual va a ser tu tarea en la Jornada Debate sobre participación ciudadana en la UE que se celebra en Mérida?: «coordino las intervenciones de los ponentes presenciales, doy paso a los que entran por Skype, realizo las entrevistas y traducción simultanea de estos últimos y doy apoyo técnico al programa», me responde Aída de corrido y con la  naturalidad de quien lo-tiene-por-la mano. No da la impresión de ser consciente de que todo lo que ella dice que va hacer, y luego hace, para muchos que le doblan la edad supondría distribuir el trabajo entre tres especialistas, en lugar de uno solo: un experto en Tics, una intérprete, una técnica en temas europeos. En resumen, un perfil multidisciplinar para las nuevas mujeres orquesta que atienden los retos profesionales del siglo XXI en Europa.

Pilar G Jáuregui, presidenta de la asociación Imagina Alicante. Ciudadanos de Europa acude a Mérida con la curiosidad que siempre ha presidido su vida profesional como consultora de formación de empresas. Siempre alerta y con las antenas puestas para atrapar al vuelo las innovaciones en materia de participación social de otras partes de Europa: «no queda más remedio que activarse y tender puentes para conocer al otro si queremos aprender a gestionar una realidad tan compleja, cambiante y volátil como la que nos esta tocando vivir»

Las tres, sostienen una comunicación intergeneracional que hace las delicias de quienes les acompañan. Creen que «hay que ideas pueden cambiar el mundo para mejor, vengan de quien vengan». Disfrutan de las novedades que van desgranando a lo largo del viaje, entre interrupciones obligadas que el cuerpo reclama: «¿quieres una barrita de cereales?. «No gracias, prefiero seguir con los frutos secos» «¿te apetece algo de fruta?, llevo mandarinas». La austeridad no parece incomodarles porque la levan incorporada a su realidad como los deportistas de élite. Sin Concesiones, podría titularse su película.

Aprecio sin embargo, una apertura de miras y flexibilidad en los planteamientos inusual en otros colectivos de activistas. A ratos, echan un vistazo a su teléfono móvil para ver los comentarios en las redes. Algunos los comentan en voz alta con humor, socarronería y en ocasiones acido sarcasmo cuando se trata de alguno de los titulares políticos de cualquiera de las cuatro formaciones en liza. Su sentido crítico les impide contemporizar con las decisiones de sus partidos de preferencia. «¿Has oído el chiste de Podemos?», » y ¿el de los populares?», «… pues, ¡anda, que el de Sánchez con Rivera es aún mejor»

El AVE ha llegado a Madrid. Maletas pequeñas con ruedas, mochilas auxiliares, mini bolsos colgados del cuello con los billetes y el monedero son los pertrechos que les permiten moverse con agilidad, subir y bajar de los trenes y autobuses a la velocidad del rayo y sin ayuda. Ya en el tren a Mérida, el madrugón y las condiciones del tren con un baño maloliente, y sin bar donde reconfortarse con un café caliente, parece sumirlas en el silencio. Un síntoma de lo que precede a esas siestas imposibles que acompañan a los traqueteos de los trenes. Los tres cuerpos adoptan posturas inverosímiles presididos por caras relajadas disfrutando de un merecido descanso.

La bienvenida, en la estación, del presidente de la Fundación Ciudadanía, les hace olvidar el esfuerzo de las 7 horas de viaje. Por fin, una comida en condiciones con sopa caliente celebrada por todos. Y sin tiempo para cortesías, se inician los intercambios de notas, detalles de la charla coloquio del día siguiente, orden de las intervenciones a cargo de Aída, comentarios sobre la ponencia de Reyes, de la intervención de Pilar por skype con el Presidente de otra fundación en Bulgaria…. No se solapan las voces, todos respetan los turnos de intervenciones, cortas, al grano, no se pierde ni un minuto, los intercambios son dinámicos, ágiles, a veces tan veloces que parecen hablarse con la mirada o el pensamiento. Vértigo. Nervios? No. Saben que están entre personas que  han aprendido a compartir, y donde la generosidad se practica a diario hasta hacer naturaleza.

Son Aída, Reyes, Pilar. Mujeres habituadas a superar retos, saliendo de su zona de confort con el propósito de cambiar el mundo. Son europeas del siglo XXI que nos traen vientos del sur y nos invitan a no quedarnos al margen de esta nueva identidad europea que estamos construyendo todos cada día.

Mérida - Foto 2
Tras la jornada de participación, un rato de conversación con especialistas de Mérida y Madrid

NOTA: Esta iniciativa forma parte del proyecto U-IMPACT “De la participación ciudadana al impacto político”, enmarcada en la iniciativa “Europa de los Ciudadanos” de la Comisión Europea que está liderado por la Fundación Proinfo de Bulgaria y participan otros 8 países con otras tantas organizaciones, siendo la Fundación Ciudadanía la organización que representa a España.